Buscar
  • Comunicación HSE

Factores que afectan a las y los niños en la actualidad

Actualizado: jul 3

En la actualidad, es común escuchar muchos comentarios respecto a la forma en que los

niños interactúan con su entorno: “están revolucionados”, “traen un nuevo chip integrado”,

etc… son solo algunos ejemplos de frases cotidianas que lo ejemplifican; sin embargo, la

ciencia no ha demostrado ningún cambio evolutivo en ellos y, hasta el momento, lo único

que podemos comprobar es que su factor biológico continúa respondiendo a los cambios

naturales esperados en sus distintas etapas de crecimiento; pero, lo que sí podría decirse,

es que ahora los niños, a nivel social, están expuestos a distintos factores que los llevan a

enfrentarse a nuevos retos que conllevan distintas formas de afrontarlos.




Estos factores han acarreado problemas en los niños que se detectan de manera colateral

tanto en su forma de ser como en la forma en que se comportan e interactúan con los

demás. A continuación, expondremos algunos de los más comunes con la intención de

concientizar tanto a los padres como a todos los que intervienen en el desarrollo de la

niñez.

Un acercamiento a estos factores se da en el ámbito familiar, el primero es al momento de

incluirlos en situaciones relacionadas a la cuestión económica, la presión que genera

este tema es un foco rojo que afecta a todos los miembros de la familia, el hacer partícipe

a los niños puede generarles una situación de estrés por intentar entender algo que ni

siquiera pueden dimensionar. Derivado de esta cuestión, en la que se busca la manera de

solventar la situación económica, aparece el segundo factor a considerar que es cuando

los padres dejan de prestarle atención a los niños por la necesidad de trabajar la mayor

parte del tiempo, pero entran en conflicto constante al exigirles un buen desempeño en

distintos ámbitos y ver que no responden como se espera. Lo que estos padres deben

considerar es que si los niños no tienen quien los guíe correctamente en sus procesos de

crecimiento ni tampoco cuentan con herramientas que los capaciten para desarrollar

confianza y poder tomar decisiones con sentido crítico y responsable, es muy probable

que comiencen a manifestar las consecuencias en su entorno; ya sea a través de un bajo

desempeño escolar, una conducta agresiva o retadora o un alto grado de desobediencia.





Todos estos factores crean una cadena, si los niños están solos, son más susceptibles a

traspasar límites que no son apropiados para su edad y capacidad de entendimiento, las

redes sociales; por ejemplo, los exponen a mensajes que pueden ser nocivos y que

distorsionan la concepción que están formando de sí mismos. La situación que engloba la

probabilidad de que los niños se vean afectados por estas circunstancias es la relación

que existe entre las actitudes y la falta de enseñanza de habilidades

socioemocionales en casa, porque en ellas radica la posibilidad de proveerles

indicadores conductuales de los que pueden hacer uso para enfrentar distintas

situaciones y tener una reacción favorable ante las mismas.

Estas habilidades, no sólo se pueden aprender en casa sino también en la escuela, lugar

en donde aparece otro de los factores a considerar, el hecho de que hay instituciones

que no le dan peso al desarrollo emocional del alumno y prefieren enfocar sus

esfuerzos en el desarrollo del proceso cognitivo; el problema aquí es que los niños pasan

gran parte de su vida en estas instituciones que los acogen como un segundo hogar y, si

en estos espacios no se dan recursos que los auxilien a conocer sus emociones, aprender

a controlarlas y a manifestarlas, se está perdiendo la oportunidad de sentar las bases

para que puedan enfrentar los retos futuros que se les presenten en sus diferentes

entornos. También es muy importante reconocer cómo afecta la carencia de actividades

en equipo dentro de las aulas, al ocasionar un ambiente individual en el que no hay una

interacción social, ya que, al no haber comunicación, no se le presta importancia a que los

niños reconozcan el valor de la opinión del otro y los beneficios que conlleva el trabajo en

equipo.




Encontrar colegios que cuenten con un programa para fortalecer el área socioemocional

es muy importante tanto para los alumnos como para los padres, porque así podrán

asegurar que los niños realmente están recibiendo una educación integral.

Estos son algunos de lo factores que actualmente afectan a los niños en su desarrollo, es

muy importante estar alertas a cada uno y, si se reconocen, buscar la manera de

contrarrestarlos. No hay que olvidar que los niños son seres valiosos y que la

conformación de sus acciones repercutirá en la formación de la próxima generación

social. Nuestra responsabilidad es dotarlos de todas las herramientas para que salgan

adelante y creen ciudadanos en pro del bienestar y, hasta el momento, la adquisición de

habilidades socioemocionales es la manera más viable de lograrlo.

509 vistas