Buscar
  • Comunicación HSE

¿Cómo recibir a tu hijo este primer día de clases?



El primer día de clases se caracteriza por las múltiples emociones que manifiesta tanto en los niños como en los padres; en donde ambos viven un proceso de readaptación a su dinámica familiar. Los niños se enfrentan a nuevos procesos, conocen a nuevas personas y superan miedos, por lo que la actitudde los padres es de gran importancia e influencia para ayudarlos a sobrellevar estas experiencias. El poder apoyarlos y darles un sustento socioemocionalpara entender cómo se sienten, les servirá para promover su autocontrol y manejar sus emociones.


Aquí van unos consejos dirigidos a los padres para este primer día:


Organízate con anticipación: Ya sea que tengas la posibilidad de ir a recogerlos o de llamarles para saber cómo estuvo su día, procura hacerlo a una hora puntual. Si vas a salir toma tus precauciones por el tráfico esperado de la ciudad, sé prudente a la hora de estacionarte y ten consciencia de que muchos padres están llenos de emoción y harán todo lo posible porque sus hijos noten que están ahí.


Establece un vínculo comunicativo y emocional: No le hagas demasiadas preguntas a tu hijo, mejor enfócate en guiarlo para que te describa su primer día y así percatarte qué fue lo que más llamó su atención. ¿Hizo nuevos amigos? ¿Cómo se llaman?, ¿La maestra puso un ejercicio complicado? Que te lo describa, etc… Escúchalo y trátalo con empatía, cuéntale anécdotas o consejos con los que creas que se identifique. Gánate su confianza y ayúdale a comprender las emociones por las que está pasando.


Sé paciente: Recuerda que tu hijo está viviendo un período de ajuste y que luego no sabe responder al vaivén emocional que le provoca esta situación, hazle saber que no está solo y proporciónale herramientas de aprendizaje socioemocional para que lo guíen y sepa cómo afrontar este proceso de la mejor manera.


Presta atención a los detalles referentes a su horario y al material escolar de cada clase: Esto contribuirá a ayudarle a que él mismo se responsabilice por el material y los cuadernos que necesita llevar diariamente.


Finalmente, recuérdale el paso tan importante que está dando: Tal vez él sólo lo vea como un inicio escolar más; sin embargo, hazle saber que no importa el nivel donde se encuentre, sino que poco a poco va contribuyendo a la construcción de su futuro. Pero que no olvide que ahí estarás para ayudarle en lo que te sea posible.